Un electrodoméstico A+ puede ser la opción más ineficiente del mercado

¿El frigorífico de tu casa es A+? ¿Sabías que tienes el frigorífico más ineficiente que podrás encontrar en el mercado?

Aunque parezca extraño, es así, la mejora en la eficiencia energética a lo largo de estos años ha hecho que la escala de eficiencia energética, que en un principio era de la A a la G, haya quedado desfasada. La incorporación al mercado de electrodomésticos más eficientes que la inicial calificación A, ha hecho que fueran apareciendo nueva calificaciones (A+, A++, A+++) y al mismo tiempo, hayan ido desapareciendo por ley las calificaciones más bajas. Como consecuencia, los electrodomésticos que más tiempo llevan incorporando la etiqueta energética han tenido que cambiar su escala, y en el caso, por ejemplo, de los frigoríficos, van actualmente desde el A+++, el más eficiente, al A+ el menos eficiente. A la hora de valorar qué electrodoméstico comprar, es muy importante conocer cuál es la escala de la etiqueta energética actual del producto en cuestión, y así poder valorar si estamos eligiendo la mejor opción, la intermedia, o la peor, ya que un producto A puede ser desde la opción más eficiente (sería el caso de hornos, aspiradoras y lavadoras-secadoras) a incluso estar ya fuera de mercado por ineficiente (es el caso de lavadoras, frigoríficos y lavavajillas).


En la imagen que acompaña este artículo te ayudamos a saber cuál es la escala actual de cada uno de los productos.

 

Puedes encontrar más información útil sobre el etiquetado energético de productos en la página Web del proyecto europeo MarketWatch.