Se ven luces al final del túnel

La COP20 de Lima ha confirmado las perspectivas que había sobre ella: una cumbre sin acuerdos y un tránsito a París, donde en diciembre de 2015 se celebrará el próximo encuentro climático con la sensación de que es la gran ocasión.
 
Viendo lo que pasó en Copenhague no conviene generar expectativas más allá de lo razonable, y eso supone hacer un ejercicio de realismo para no llevarse a engaño y darlo todo por perdido si París no alcanza nuestros deseos. 
 
Sin embargo, esto no significa que no debamos valorar la multitud de iniciativas para combatir el cambio climático que están surgiendo por parte de ONG, entidades de la sociedad civil en sentido amplio, empresas, ayuntamientos, etc. El cambio climático es una realidad cada vez más acuciante que ya pocos se atreven a negar, y el sentido de urgencia con que se debe actuar es reconocido por todos. 
 
Ahora  es el momento de que los Gobiernos aceleren toda la maquinaria negociadora, tanto los  países ricos  como los pobres; que gestionen las contradicciones de una globalización que cada vez muestra de manera más descarnada el precio de la desigualdad; y que la sociedad civil en su conjunto presionemos con el ejemplo. Iniciativas como "Pon de tu parte", iniciada en Perú, continuada ahora en Francia y posiblemente en otros países, son el camino. Porque no siempre nos quedará París.
Equipo y patrocinadores