El río Matarraña como motor de desarrollo

El Contrato de Río busca la colaboración de los habitantes de la cuenca del río Matarraña.

<< Sobre el terreno. Los ciudadanos apuestan claramente por la mejora de la calidad ambiental del río.

El principal objetivo del proyecto, dinamizado por ECODES, es implicar a las entidades locales y la ciudadanía de la cuenca del Matarraña en la gestión sostenible de los ríos y en la aplicación local de las directrices de la Directiva Marco del Agua y de los Planes Hidrológicos de Cuenca.

Chus Sanz, de la Secretaría Técnica del Contrato del Río Matarraña, de Ecodes, comenta  que se está trabajando en la cuenca del río Matarraña, una zona fronteriza integrada por 27 municipios pertenecientes a cuatro provincias (Teruel, Zaragoza, Tarragona, y Castellón) y tres comunidades autónomas (Aragón, Cataluña y Valencia). En el proyecto lo que se quiere es impulsar la dinamización de los agentes que participan en la gestión del río. “Queremos que el río sea el protagonista. Que los habitantes de la cuenca valoren en su justa medida el río mediante la conservación de su ecosistema y que este ecosistema pueda convertirse en uno de los motores de desarrollo de la zona”, comenta Sanz.

Según Sanz “el objetivo que planteamos con el Contrato del Río del Matarraña es la mejora de la calidad ambiental y puesta en valor del río, asegurando su gestión y aprovechamiento con criterios de sostenibilidad, a partir de un programa de acción definido a través de un proceso de participación. El Contrato del Río Matarraña está en funcionamiento desde 2011, pero el proyecto Sud’Eau2 ha supuesto un gran impulso desde finales de 2012 hasta finales de 2014 con el desarrollo de sus numerosas acciones”.

Participación por la sostenibilidad

La experiencia lleva detrás una intensa trayectoria de participación, en concreto se han convocado dos asambleas anuales y siete juntas directivas. Valga como ejemplo citar el debate realizado en octubre de 2012 en torno a las alegaciones al Plan Hidrológico de Cuenca. Las alegaciones se elaboraron mediante un proceso de participación donde todos los actores conocieron el plan, se estudiaron las propuestas y aportaron sus ideas con la intención de ayudar así a mejorar la Planificación Hidrológica en esta subcuenca del Ebro. Fruto de este debate, se han elaborado 37 alegaciones sobre el conjunto de políticas afectadas, en las que se destaca el énfasis puesto por los municipios en la necesidad de resolver por ejemplo los problemas de depuración.

Al contemplarse la elaboración de proyectos en la línea de localización de fuentes de financiación, se ha conseguido el apoyo de la Fundación Biodiversidad para continuar trabajando en el Contrato del Río Matarraña en 2015.

En el marco del proyecto Sud’Eau2, dentro de las acciones dirigidas a los gestores municipales y administraciones competentes en la cuenca, destaca la realización de dos ecoauditorías en dos municipios de la cuenca del Matarraña. Su elaboración permitirá detectar aquellos ámbitos en los que existe un consumo excesivo del agua. En función de los datos, se realizará un programa de actuación para, en el medio y largo plazo, impulsar un uso y consumo eficiente.

Además de difundir, con diferentes soportes y canales, el patrimonio natural y cultural de la cuenca, se continuará con acciones de sensibilización e información. Sus objetivos específicos pasan por facilitar el conocimiento del río, tanto desde su componente ambiental como socio-cultural y económico: caminatas interpretativas y de limpieza; cursos de información sobre los valores ambientales del río así como de iniciación a la fotografía y a la ornitología. Finalmente, un concurso escolar artístico y de relatos y otro para diseñar el logotipo del Contrato del río Matarraña además de una exposición itinerante sobre el contrato del río, resumen la intensa actividad de las acciones dirigidas al público general.

 

Éxitos. Gracias a Sud’Eau2 el Contrato del Río Matarraña ha tenido un gran impulso.

 

Cursos de formación. Sus objetivos pasan por facilitar el conocimiento ambiental y sociocultural del río Matarraña.

 

Dentro de las acciones de comunicación destacan la edición de un vídeo con el objetivo de acercar la realidad del Matarraña y la relación del río con sus usuarios y la ciudadanía, destacando el potencial paisajístico, natural, cultural, agrícola y de desarrollo socioeconómico. En su grabación han participado los ciudadanos del territorio. La otra gran acción es la edición de dos números específicos de la revista esPosible sobre el contrato de río incluyendo también otras experiencias de procesos participativos para la gestión de espacios naturales del Sud’Eau2.

El “Contrato de río” es una herramienta de gestión y participación que surge en Francia en torno a 1990, como un medio para restaurar, mejorar o conservar un río a través de una serie de acciones concertadas por todos los usuarios y por las administraciones públicas correspondientes. Se basa en un proceso de participación amplio, que implica a los usuarios y a las entidades públicas y privadas vinculadas con la gestión del agua. Ha sido una excelente herramienta que se ha mostrado efectiva en la gestión y mejora de los ríos y/o cuencas y que se mantiene después de la implementación de la Directiva Marco de Agua.

El Contrato de río para la cuenca del Matarraña fue el primero que se implementó en España y abarca tres comunidades autónomas y 27 municipios enmarcados en la Demarcación Hidrográfica del Ebro.

Equipo y patrocinadores