Ciudadanía y dominio público

La labor de EPIDOR en la zona consigue que la gestión del río Dordogne y sus afluentes cuente con nuevos actores

<< Esperanza para el río. Río La Dordoña a su paso por Bergerac.

Gracias a Sud’Eau2, los ciudadanos ribereños de los ríos Dronne e Isle, afluentes del Dordogne, que históricamente han servido de soporte para los intereses privados de hidroeléctricas, molinos o espacios de ocio, con una escasa superficie propiamente estatal, podrán participar, con la comunidades locales, los municipios y las agrupaciones sindicales, en la gestión de sus cauces, tal y como dicta la DMA.

Melanie Ozenne, responsable de proyectos de Isle-Dronne Epidor del Etablissment Public Territorial du Bassin de la Dordogne (Francia) (EPIDOR), nos adelanta que el objetivo de este proyecto Sud’Eau, queda muy bien reflejado en el título de su experiencia: “Movilizar a los residentes en el logro de los objetivos de la Directiva Marco del Agua”. Es decir, permitir una mejor apropiación de los ribereños en relación con sus ríos al tiempo que se crea un esquema de ordenación y gestión del agua de la cuenca de los ríos Isle y Dronne.

Para ello se ha buscado definir los mensajes que se transmiten a los residentes y aclarar el concepto de “gestión del río”, cruzar las causas del deterioro de la condición de los ríos y las prácticas de los residentes o propietarios de los molinos.

Una vez que se conozca la relación entre la acción de la ciudadanía y el estado de los ríos, se podrán identificar los mensajes que se deben difundir a los habitantes.

Los ciudadanos han contado con el trabajo preliminar de actuación en los dos cauces fluviales. Así han sido conscientes del deterioro del río Dronne, fruto de la actividad de numerosos molinos que se distribuyen a lo largo del cauce. En el caso del río Isle, se ha planteado la relación de la ciudadanía con el territorio de dominio público del Estado. Mencionar que la cuenca de ambos ríos son afluentes del río Dordogne cuya riqueza medioambiental quedó certificada al ser declarada reserva de la biosfera por la UNESCO.

Una vez que se conozca la relación entre la acción de la ciudadanía y el estado de los ríos, se podrán identificar los mensajes que se deben difundir a los habitantes. Con ello se está contribuyendo a los objetivos de la Directiva Marco del Agua (DMA) mediante un cruce entre los resultados de un análisis técnico del territorio (identificación de los daños y sus causas) y la responsabilidad de los residentes (las prácticas).

 

Conservación. Los ciudadanos han sido conscientes del estado de conservación de los ríos Isle y Dronne.

 

Cuando se tengan los mensajes definidos, se buscará una fórmula para que los habitantes de la zona y los representantes de las organizaciones implicadas pasen a ser actores del proceso. Tal cometido se logrará a través de un estudio sociológico que definirá la percepción y el contexto de la gestión del agua (actores, normas...), la sensibilidad, y las formas de llevar el discurso (información de apoyo, guía, reuniones públicas...).

Todos los contenidos se difundirán en paneles para exposiciones, a través del boletín informativo y mediante la página Web. Así los ciudadanos podrán conocer la información, las inquietudes y el resultado de los debates que se produzcan.

 

Equipo y patrocinadores